Por Diego Ávalo
21 Ene 2020
AmistosoInternacional

Nacional sigue aprontando la temporada con triunfos y goles: se impuso frente a Atlético Rafaela por 5-3 con remontada incluida.

Primer tiempo: bien en ataque, mal en defensa. El primer tiempo comenzó con la figura táctica que parece ser la elegida por Gustavo Munúa como la prioritaria, un 4-2-3-1. Esta primera mitad tuvo dos facetas bien distintas. En ataque, y pese al espantoso estado del campo de juego, se intentó jugar y se consiguió hilvanar alguna jugada que terminó con peligro e incluso en gol. En defensa hubo muchos inconvenientes, quedando mal parados cuando nos agarraban adelantados. Los dos laterales pasaban al ataque y tenían incovenientes para el retroceso, sobre todo por el lado de Armando Méndez que siempre tuvo que correr de atrás a los delanteros por su sector. Además los volantes más retrasados no estaban atentos a los posibles contragolpes y eso hizo que los dos defensas centrales quedaran solos atrás y casi siempre mano a mano. Tampoco hubo presión coordinada como en partidos anteriores y eso hizo que Rafaela convirtiera dos tantos y se pusiera en ventaja en el marcador. Pero tras varias buenas jugadas y alguna polémica arbitral, nos fuimos al descanso 4 a 2 ganando.

Segundo tiempo, más parejo. El segundo tiempo tuvo 10 cambios por parte del Tricolor, pero solo uno en el equipo argentino. Pese a esto, el encuentro siguió parejo. Rafaela bajó su intensidad y Nacional estuvo más posicional en defensa lo que hizo que no le llegaran con tanto peligro. Llegó el quinto gol de la mano de Sebastián Fernández en una pelota peleada por él de manera individual en la que le cometen penal. Luego vino el descuento final del rival para cerrar el marcador.

Sirve para preparar, evaluar, sacar conclusiones y corregir. Estos partidos sirven para prepararse, pero también para evaluar jugadores, sacar conclusiones y corregir los errores. Creo que hoy quedó claro que hay que trabajar mucho la parte defensiva. Hoy se vio a un equipo que intenta atacar con todos y por momentos queda desbalanceado, por eso es importante que los volantes estén atentos a las coberturas. Hoy no se tomó en cuenta este aspecto y hubo incovenientes sobre todo por el lado derecho. También hay que corregir la presión de manera coordinada. Hoy no se logró hacer, aunque en partidos anteriores fue un aspecto que sí se realizó y de muy buena manera. Cabe destacar que el estado de la cancha era patético y eso no colaboró en nada al juego que pretende Munúa. A seguir entrenando y mejorando que no tengo dudas que este equipo tiene mucho más para dar.

¡Arriba Nacional!






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta