Por Agustín Bermúdez
21 Ene 2020
Estadísticas
Amaral

Rodrigo Amaral suma minutos de fútbol en la recta final de su recuperación.

“Me muero de ganas por jugar, pero la lesión que sufrí es medio rara, hay que llevarla de a poco”. Así declaraba Rodrigo Amaral hace algunos días a los periodistas de El Observador, buscando develar incógnitas, y calmar la ansiedad de muchos hinchas del Bolso, que ya sueñan y se lo imaginan de vuelta en las canchas, con la técnica, la pegada y la calidad que el “Mago” ha sabido mostrar. Atrás ha quedado aquella fatídica tarde del 25 de mayo en Maldonado, con victoria y gol incluido ante Rampla, donde llegó la lesión que lo apartó del equipo.

Lo cierto es que Amaral comenzó el 2020 trabajando junto al grupo principal, realizando las diferentes actividades físicas que marca el cuerpo técnico. Se lo ve muy fino y ha trabajado a conciencia para ello, simplemente resta que comience a sumar de manera gradual, minutos de fútbol y exigencia en el campo de juego.

Quiere el destino que su técnico en esta vuelta a las canchas sea el mismo que confió en el para hacerlo debutar en la primera división de Nacional. De la mano de Gustavo Munúa, Amaral comenzó a desplegar sus condiciones y su fútbol con la camiseta más linda.

Debutó el 15 de Agosto del 2015, frente a Villa Teresa, en el Gran Parque Central, con victoria 4 a 1 del Bolso por la primera fecha del Apertura. Amaral reemplazó a Ignacio González cuando se llevaban jugados 65 minutos de partido. Ocho días después, ante River Plate, y viniendo una vez más desde el banco, convirtió su primer gol en primera. Pese a no ser habitual en su juego, fue de cabeza que igualó un partido que el tricolor luego ganaría con gol de Santiago Romero.

Sus buenos rendimientos hicieron que tras ser recambio en las primeras cinco fechas, le tocara ser titular en ocho juegos de los nueve posteriores, para completar 14 partidos en dicho torneo. A esos partidos le sumó además su debut internacional, en la serie de Sudamericana ante Oriente Petrolero, y el posterior juego en el “Campín” de Bogotá ante Independiente Santa Fe.

En el Clausura disputó los últimos tres juegos del ciclo de Munúa hasta la fecha, además de debutar en la Libertadores en la mismísima Bombonera, con igualdad a uno del tricolor en aquella serie de Cuartos de Final.

Además fue campeón Uruguayo en el 2016, pese a que Martin Lasarte lo colocó en campo solo una vez, por la tercera fecha de dicho torneo, en la caída 2-1 ante Liverpool en Belvedere.

La vuelta al tricolor, y una revancha esperada

Con un excelente Campeonato Sudamericano donde Uruguay fue campeón, y un notable mundial Sub 20 en el 2017, Rodrigo Amaral tuvo su paso por Racing de Avellaneda, desde donde volvió al club en calidad de préstamo en el comienzo de la pasada temporada.

Jugó dos encuentros a las órdenes de Eduardo Domínguez, ambos viniendo desde el banco, y con un gol convertido ante Boston River en la cuarta fecha. Pero su despegue definitivo lo tuvo con el técnico que ya pensaba en él cuando lo ascendió al plantel principal en el 2014: Álvaro Gutierrez. El técnico Campeón Uruguayo, lo colocó de arranque en su debut ante Plaza, y desde allí fue titular en 8 de los 9 partidos del Apertura, a los que le adosó dos juegos más por la Copa Libertadores, donde entre otras cosas se recuerda un golazo ante Cerro Porteño, para empatar el partido en el Parque. Fue uno de los cuatro que sumó, hasta el día de su lesión, cuando su crecimiento futbolístico, su calidad, y su influencia en el juego ofensivo del equipo, eran evidentes, y hacían dudar de lo que luego costó conseguir, un reemplazante que igualará lo que Amaral generaba en su posición.

Lleva 34 partidos con la camiseta más gloriosa, y 6 goles convertidos. Los hinchas nos ilusionamos con la vuelta de un excelente jugador, y de seguro tenemos con qué. Mientras el “mago” comienza a probarse la galera y el bastón.

Agustín Bermúdez






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta